Colabora

Bienvenido a Andeshandbook

¿Todavía no eres parte de la comunidad AHB ? Registrarse

GLACIAR LEONES - GLACIAR LEONES

Email

Estacionamiento Parque Pichimahuida - Mirador glaciar Leones

Desde la cadena que corta el camino Ver foto 1, continuar por la huella vehicular que se interna hacia el Oeste, siguiendo el curso del río que se observa prácticamente a lo largo de toda la ruta, a mano derecha (Norte).

 

En menos de ½h (20mins aprox.), tras recorrer sectores de bosque y pampas, se arribará a una bifurcación. Hacia la izquierda (Sur) continúa la huella vehicular, que se interna hacia el Oeste, avanzando 2km hasta un sector conocido como “el Derrumbe”, al que sólo se puede acceder con llaves y pagando un permiso; a la derecha (Norte) comienza un sendero que avanza en dirección al río. Optar por esta última opción. El punto donde se toma el sendero, que se encuentra sobre una explanada amplia y seca de follaje bajo, está marcado por un letrero (240m, Ver foto 2) indicando la distancia al lago desde este punto (8,3km). Hasta este punto hay aprox. 1km de recorrido desde el inicio.

 

Tras 1km de caminata desde la bifurcación, siempre siguiendo el curso del río hacia el Oeste, se ingresa a través de un portón a un sector de pinos (plantados por proyectos financiados por Conaf en los años 2004 y 2005, Ver foto 3). Este tramo tiene aprox. 100m, y termina en otro portón que se debe cruzar para continuar. El siguiente tramo, aún un poco desprendido del río hacia el Sur, discurre por una explanada con sectores de rocas grandes, hasta el estero El Pedregal, cuyo brazo principal debe cruzarse hacia el Oeste, a través de un puente-escalera de 5m de largo (800m de recorrido y 15 minutos aprox. desde último portón; Ver foto 4). Desde el cruce del estero se puede apreciar el glaciar Mapuche hacia el Sur Ver foto 5.

 

El sendero continúa derecho tras pasar un cerco que delimita el parque Pichimahuida con la siguiente propiedad hacia el Oeste, ingresando a una zona a través de la cual se intercalan pampas Ver foto 6, áreas cenagosas y bosque Ver foto 7. Pasado el cerco, y tras unos 500m (3,5km desde el inicio; 260m de altura), el sendero rodea una pintoresca casa de adobe cuyo techo se encuentra averiado por la caída de un pino grande Ver foto 8.

 

En verano los primeros metros del sendero después del puente y del cerco suelen ser inundados por uno de los brazos del estero El Pedregal. Este tramo es bastante boscoso, dejando pocas alternativas de circunvalación o bypass. Para evitar que los expedicionarios se empantanen o se tuerzan los tobillos por saltos mal calculados, se sugiere caminar desde el puente-escalera de El Pedregal hacia el Sur unos 100m, siguiendo el cerco desde ahí, hasta ubicarse frente a algunos claros de bosque que se encuentran secos. Vadeando piños de bosque cerrado se llega, tras unos 250m aprox. más al Oeste desde el cruce del cerco, a una pampa amplia Ver foto 6 donde es posible retomar el sendero oficial (ver detalle de waypoints en “Información GPS” de la ruta).

 

Desde el punto de partida toma en total aprox. 1h hasta la casa de adobe, que marca el inicio de un sector corto de cuestas y bosque (500m de extensión aprox.; 20 minutos aprox.), a lo largo del cual se observa el río Leones desde un desnivel que en algunos puntos alcanza hasta 30m respecto al río Ver foto 9, avistando al mismo tiempo hacia el Oeste, los grandes macizos Ver foto 10 y el punto de destino: los labios de morrena del lago Leones, cuyas aguas turquesas están escondidas a la vista de los excursionistas durante todo el trayecto Ver foto 11.

 

Al inicio de este tramo, luego de remontar una pequeña cuesta a través del bosque, hay una bifurcación (260m de altitud). Ambos caminos se dirigen al lago. El sendero que asciende a la izquierda (Suroeste) es mayormente utilizado por animales de carga, y siendo más largo, compensa con mejores miradores del valle y del río desde la altura. El sendero más común y directo para la excursión, que será el que se describe a continuación, desciende a la derecha (Noroeste). Aproximadamente a la mitad del trayecto de “cuestas”, que se ascienden y descienden a través del tupido follaje, avistando de forma intermitente los meandros del río Leones desde zonas a veces expuestas y un poco aéreas, hay que superar un tramo de roca, con la ayuda de una escalera Ver foto 12. Llegando casi al final del sector de “cuestas”, y cerca del punto más alto de la excursión, se debe cruzar un segundo puente-escalera de 4m (290m; Ver foto 13) sobre un estero pantanoso. Luego el sendero desciende para desembocar pocos metros más allá (unos 100m aprox.) sobre un plano amplio que se extiende hacia el Oeste hasta nuestro punto de destino. El final del sector de “cuestas” y el ingreso a la explanada de ñirres, marca el final del segundo tercio de la excursión (son aprox. 2h hasta este punto) y el comienzo del tercer y último segmento.

 

El último tercio del trayecto (1h en total desde el final de las “cuestas”) discurre a través de una explanada de follaje más bajo, sobre la cual se desperdigan en todas direcciones ñirres, notros, y otras especies de arbustos menores, sobre un terreno más pedregoso y seco que señala el pasado del plano como lecho y fondo del río Ver foto 14. A poco andar se debe cruzar el tercer y último puente-escalera (4m de largo aprox.; 10 a 15 minutos desde segundo puente-escalera; Ver foto 15, ingresando a un tramo del sendero que se aproxima literalmente a la orilla del río Ver foto 16, y que discurre a través de bosque de media altura de follaje tupido y espinoso. Tanto el bosque como el río a la derecha (Norte) obligan a tomar la interpretación más plausible del sendero, que se “protege” imitando el curso del lecho de un canal seco a través de los arbustos. Este último tramo, de no más de 400m de extensión total, se supera en menos de 15 minutos. Saliendo del tramo del “canal” el sendero se vuelve a separar un poco del río hacia el Sur, para luego dirigirse firme hacia la morrena del lago. En este último segmento (sin cursos de agua), la huella se encuentra menormente demarcada, pudiendo confundirla fácilmente con las marcas en el suelo que dejan los riachuelos de lluvia y el paso de animales. Sin embargo, no habiendo en este tramo zonas boscosas ni otros accidentes importantes del terreno (lo que a ratos lo hace un poco monótono), y teniendo siempre a la vista nuestro destino hacia el Oeste, la menor demarcación de la huella no implica mayores problemas de orientación.

 

A medida que la huella se aproxima a la morrena (que tiene 20m de altura aprox.), el sendero gira suave y gradualmente hacia el Noroeste, yendo al encuentro del río a medida que rodea y elude el encuentro con la morrena que flanquea la orilla del lago por el Este. A medida que el camino se aproxima al río y al desagüe del lago, la vegetación gana en altura y verdor. Al final del rodeo de la morrena el sendero gira fuerte hacia el Sur y remonta la parte más baja del labio de ésta. Sobre este montículo el espectáculo es asombroso. Hacia el Norte se avista el desagüe del río Leones, que a poco andar es emboscado por el río Fiero desde el Noroeste Ver foto 17. Hacia el Oeste el principal objetivo: el imponente y espectacular Glaciar Leones Ver foto 18.

 

Los últimos metros del camino se dirigen hacia el Sur para desembocar pocos metros más allá, entre rocas y ñirres bajos, a una pequeña playa de piedra, en el Puerto Pascual Díaz, puerto principal del Leones Ver foto 19.


El regreso es por la misma ruta. Considerar 2h a 3h para este tramo.

 

 

Descripción del paseo en bote al ventisquero Leones

 

Desde la playa en la ribera oriental del Leones, en Puerto Pascual Díaz, se inicia el trayecto en bote a motor hasta la orilla contraria (5km aprox., 40 minutos aprox.). Tras embarcarse, en aprox. 15 minutos (variable según las condiciones del tiempo) se pasa junto a un sector de rocas en la orilla norte del lago, con formaciones graníticas espectaculares que se yerguen verticales hasta 100m sobre el nivel del lago Ver foto 21. Esta zona es la de mayor profundidad del lago, la cual alcanza los 300m. Este sector de rocas es conocida localmente como “la islita” o “la puntilla”, en referencia a una pequeña isla ubicada en los alrededores. Un poco antes de este sector es posible divisar desde el bote, montado sobre la orilla norte, el domo blanco del “Campamento Base Lago Leones”, enclave principal de aprovisionamiento y partida de las expediciones a campo de hielo Norte y al monte San Valentín.

 

Luego, a mitad de camino, la ruta de navegación pasa a través de un sector del lago flanqueado por la derecha por la orilla norte, y por la izquierda por un pequeño archipiélago de islotes rocosos coronados de ñirres. Al dejar atrás el pequeño archipiélago, tras otros 20 minutos más, se accede a la punta nororiental del ventisquero, frente a una estruendosa quebrada que a través de la morrena y el hielo se abre paso violentamente hacia el lago, descendiendo desde la ladera noroccidental de éste Ver foto 22.

 

Desde esta punta del lago, vadeando pedazos de hielo flotantes Ver foto 23, el bote transita lento hacia el Sur, permitiendo la contemplación del espectacular desfile de hielos que se yerguen rectos e informes hasta 30m sobre el nivel del agua antes de hundirse en la leonera del Leones. A ratos, especialmente en días de más calor, se desprenden porciones de hielo desde la pared glaciar. Incluso pedazos que en contraste con el ventisquero parecen pequeñas migajas de pan recorriendo sus pendientes, producen un gran estruendo al estrellarse con el agua Ver foto 24.

 

La contemplación del ventisquero dura aprox. 15-20 minutos, y culmina en la punta suroriental de éste, al pie de una ladera de roca y arbustos bajos. 

 

El regreso en bote dura aprox. 30 minutos. 



Tiempos para tramos

Entrada Parque Pichimahuida- Estero El Pedregal: 1h

Estero El Pedregal - Inicio Plano de Ñirres: 1h

Inicio Plano de Ñirres - Puerto Pascual Díaz: 1h

Puerto Pascual Díaz - Ventisquero Leones: 45 minutos

Ventisquero Leones - Puerto Pascual Díaz: 30 minutos

Puerto Pascual Díaz - Entrada Parque Pichimahuida: 2½h





Recomendaciones específicas de la jornada