Colabora

Bienvenido a Andeshandbook

¿Todavía no eres parte de la comunidad AHB ? Registrarse

YANAPACCHA - CARA OESTE

Ficha Resumen
Nevado Yanapaccha.
Primera ascensión1954.
Fred D. Ayres, Alexander Creswell, Richard Irvin, WV Graham Matthews, David Michael y Leigh Ortenburger (USA)
PaísPerú, Áncash
SectorLlanganuco, circo Huandoy-Huascarán
CaraOeste
Desnivel1860 m aproximadamente m.
curva km 42
SenderoClaro y marcado
Dificultad (1 graduaciones)
Global
Físico1
Técnica2
Exposición2
Características de la ruta

Época adecuada

La mejor época para la escalada en la Cordillera Blanca es entre mayo y septiembre, las nevadas ya se han producido y el tiempo suele ser benigno. A medida que avanza la temporada la mayor parte de las condiciones mejora: el riesgo de avalanchas de nieve o de caer en una grieta oculta decrece, las huellas mejoran. En cambio, pueden aparecer tramos de hielo o grietas abiertas que demanden largos rodeos o sean imposibles de trasponer. El riesgo de caída de seracs es, por lo menos, constante.


Acceso

Puede optarse por hacer el trayecto Huaraz-Yungay-Curva km 42 en transportes colectivos “combis” (transbordo en Yungay teniendo en cuenta que la frecuencia a partir de ahí es restringida) o en taxi individual (alrededor de 200 soles).


Luego de 1h por el asfalto Huaraz-Yungay, comienza un camino ripiado en estado regular, pero con vistas asombrosas. A los 3000m se ingresa al Parque Nacional Huascarán donde el andinista debe abonar 65 soles y exhibir un carnet que lo acredite como miembro de un club de montaña (¡esto es importante!). Se atraviesan las lagunas Chinancocha y Orconococha, luego Yurac Corral (arriendan animales de carga), Cebollapama (camino al Pisco y laguna 69) y la “curva del Chopicalqui”. A partir de ahí el camino toma altura sobre la ladera que uniendo el Yanapaccha y el Chopicalqui forma la cabecera de la quebrada Llanganuco.


Atención a las inscripciones de kilometraje que aparecen cada cientos de metros. La curva 42 (en subida dobla a la derecha, a unas 2h o 3h desde Yungay, casi a 4600m), no tiene una señal particular, solo pequeñas pircas Ver foto 1.

 


Aproximación

Pocas veces es una aproximación tan sencilla como en el Yanapaccha. Un sendero cómodo traversea hacia el Noreste superando pequeñas subidas y bajadas para finalmente tomar altura en forma franca Ver foto 2 . En 1h o 2h se llega a la pequeña laguna glaciar, 4810 m, entre morrenas y rocas pulidas por el hielo, sin entrada o salida visible de agua Ver foto 3.


Antes de armar la carpa deberían dedicarse unos momentos a ubicar el sitio más amparado; aunque los desprendimientos no parecen frecuentes es una zona de alta sismicidad. El baño es un problema, el sitio indicado está lejos y los acampantes suelen arreglarse en roqueríos cercanos a la laguna donde abrevan los animales cargueros, se lava vajilla, se higieniza la gente, etc. Un tratamiento al agua es indispensable, las expediciones comerciales la hierven. A 15 minutos, si la temperatura lo permite, se podría recoger agua del mismo glaciar.


Se deben mencionar algunas alternativas. Es posible ascender al campamento de la laguna desde Yurac Corral-Cebollapampa, siguiendo la ancha senda que lleva a la Laguna 69 para desviarse en proximidades del arroyo que desagua el glaciar Yanapaccha. Se asciende – sin senda - por pastizales empinados rodeando algunas bandas de riscos hasta dar con la senda normal al Yanapaccha. En sentido contrario esa vía permitiría completar el ascenso del Yanapaccha con una excursión a la Laguna 69 o un regreso a Cebollapampa sin usar el camino de vehículos. Incluso sería posible intentar el Pisco (o viceversa) sin bajar a Cebollapampa: desde la Laguna 69 se asciende la ladera oeste en una travesía ascendente que trasponiendo los contrafuertes del Pisco Oeste desemboca en el refugio Don Bosco de la transitada vía de acercamiento al Pisco (a lo lejos son visibles tramos de esa senda).


Ascensión

Desde el campamento se asciende un pequeño contrafuerte rocoso que debe descenderse por terreno incómodo para arribar al glaciar. Hay dos alternativas, bajar directamente al hielo (al comienzo es algo laberíntico) o traversear hacia el Sureste para tomar el hielo más arriba (parece ser el camino elegido por los guías y sus clientes). Si se parte de noche en este tramo es casi imposible encontrar una vía lógica sin perderse, por eso conviene recorrer el lugar la tarde anterior.


En el primer tramo glaciar el hielo esta cruzado por viejas grietas abiertas en forma de “V”. Si el hielo esta descubierto hay escaso riesgo de caer en una grieta en cambio, como el hielo es duro a pesar de la escasa pendiente debe ponerse cierta atención Ver foto 5.


Se remonta un pequeño empinamiento de hielo (aproximadamente 20° Ver foto 7) desembocando en el sector central del glaciar, a 5000m, de escasa pendiente y donde aparecen grietas transversales Ver foto 6.


La vía lógica tiende a derivar levemente hacia el Este (derecha) remontando pendientes suaves (30°) Ver foto 8. Aunque el terreno no es difícil, el desplazarse respetando la técnica de seguridad glaciar hace que crezca la necesidad de movimientos seguros descartando un tropiezo. Algunas zonas presentan la habitual doble exposición al fondo de una grieta y el valle y en un tramo la pendiente llega a los 40° o 45° (allí rapelean grupos comerciales) Ver foto 9.


Se aproxima al filo que une la cima principal (derecha) y la cumbre noroeste (5380m, a la izquierda). La escalada hacia ese filo es corta pero la pendiente tal vez sobrepasa los 45°. Las alternativas son muchas, dependen del estado de la montaña, lógicamente si hay una huella clara es probable que esta sea mejor Ver foto 10


Una vez sobre el filo atención a la cornisa oeste. El ascenso sigue hacia el Sur por nieve empinada a 25°/30°, exposición principalmente al Este y Oeste. La vista del Chopicalqui, Huascarán Sur, Huascarán Norte, los cuatro Huandoy y el Chacraraju es indescriptible Ver foto 11 y Ver foto 12.


En el ascenso que dio base a este relato se produjo después de una mala temporada (casi no había casi nevado). La cima se formaba sobre un serac algo expuesto. Años anteriores esa situación no existía, el acceso al filo y a la cima eran francos Ver foto 13 y Ver foto 14.


El usar o no rapeles para descender depende de la seguridad con que se mueva el andinista, verdaderamente con dos piquetas sobra para mejorar la seguridad de esos dudosos anclajes colocados por quien sabe quién y en qué forma.

 

Prudentemente se puede estimar que el ascenso puede demandar entre 4h y 5h y el descenso entre 2h y 3h.

 


Recomendaciones

• Como en toda ruta helada es conveniente comenzar temprano, sin embargo, recordar que será difícil ubicar el ingreso al glaciar.
• La ruta no está totalmente libre de riesgos objetivos, hay algunos seracs de aspecto dudoso.
• La ruta ha sido acotada en el libro de David Sharman como PD, es muy entretenida, poco exigente, puede ser ideal para foguear al escalador, pero requiere atención y manejo de la exposición (durante un par de horas no puede haber tropiezos).
• En la Cordillera Blanca es habitual encontrar anclajes. Es absolutamente necesario verificarlos aunque hayan sido utilizados momentos antes.


Equipamiento

• Casco
• Arnés
• Crampones con antiboots
• Equipo de rescate y autorescate
• 2 piolet técnicos con su vinculación al arnés
• Cuerda (simple es suficiente, se acarreará otra cuerda si se siente necesario).
• Linterna y pequeño botiquín para cortes.
• Acarrear estacas o tornillos para hielo dependerá de las capacidades de la cordada y las condiciones de la ruta.


Itinerario

Itinerario Normal

  1. Huaraz-Yungay-Campamento Laguna.
  2. Aclimatación. Reconocimiento del ingreso al glaciar.
  3. Campamento-cumbre-campamento.
  4.  Campamento-curva-Yungay o Huaraz

Sin aclimatación, usando la montaña para esa finalidad

 

 

Itinerario alternativo

  1. Huaraz-Yungay-Campamento Laguna.
  2. Campamento-cumbre-campamento-curva- Yungay o Huaraz

 

Recomendable para montañistas ya aclimatados. Escaladores rápidos y sobradamente aclimatados hacen el trayecto partiendo y regresando a Huaraz en una sola larga jornada, lógicamente se debe contar con un vehículo a disposición.