Colabora

Bienvenido a Andeshandbook

¿Todavía no eres parte de la comunidad AHB ? Registrarse

VOLCÁN CORCOVADO

Rutas publicadas Publica una nueva ruta
No existen rutas asociadas a esta montaña. Agrega una Aquí.
Ficha Resumen
PaísChile, Región de los Lagos
SectorParque Nacional Corcovado
Ciudad más cercanaChaitén
Altitud2290 m. GPS
Primera ascensión1945.
Alfredo Gasch (CL) y Gerhard Kress (CL)
CoordenadasLat: -43° 11' 39.1" (WGS 84)
Lon: -72° 47' 31.9"
Características del cerro
Excursiones cercanas
Volcán Michinmahuida, Cráter Volcán Chaitén, Parque Pumalín, Cascadas Escondidas, Pumalín, Ranita de Darwin, Parque Pumalín

Presentación


«El día amaneció espléndido. El Volcán Osorno emitía gran cantidad de humo. Esta bellísima montaña, con la forma de un cono perfecto, blanca por la nieve, destaca al frente de la cordillera. Otro gran volcán, con una cima en forma de montura, también emitía pequeñas fumarolas desde su inmenso cráter: A continuación vimos la majestuosa cumbre del Corcovado, que bien merece el nombre de “el famoso Corcovado”. De este modo, desde un solo mirador hemos contemplado tres grandes volcanes activos, cada uno de más de dos mil metros de altura».
Charles Darwin.


El Corcovado es una hermoso volcán enclavado en la provincia de Palena, X región de Los Lagos. Su esbelta figura se puede observar tanto desde Chaitén, ciudad ubicada 30km al norte de éste, como desde la isla grande de Chiloé, siendo un hito y referente para la región. Lo rodean prístinos e innominados lagos en sus caras norte y este, mientras que por su cara oeste se encuentra cubierto por un hermoso bosque austral que avanza ininterrumpidamente hasta desaparecer en el mar. Desde lo alto de su cumbre se tiene una espectacular vista de la Patagonia septentrional, donde el mar, milenarios bosques, numerosas y desconocidas montañas, Chiloé y las islas Guaitecas, serán el premio para quien alcance su cima.


La montaña se encuentra dentro del Parque Nacional Corcovado. Área protegida de 294.000 hectáreas, creada el 7 de enero de 2005 para preservar la pureza de un lugar que ha permanecido casi ajeno a la intervención humana. La iniciativa se originó gracias a la gestión de conservacionistas privados, impulsados por el escalador y empresario Douglas Tompkins, y el Estado de Chile, quienes en conjunto lograron la creación de esta importante reserva.


Historia eruptiva

Este volcán se encuentra dentro de la categoría de los estratovolcanes, estimándose su formación en el periodo del Pleistoceno superior-reciente. En su vertiente occidental surgió un centro eruptivo adventicio, que ha eyectado pequeños flujos lávicos acompañado de la construcción de un cono de piroclastos, correspondiendo sus lavas a basaltos y andesitas basálticas.

Poco se conoce respecto de su actividad eruptiva, teniéndose sólo conocimiento de dos erupciones explosivas acontecidas durante los años 1834 y 1835.


Historial de primeros ascensos

El complicado acceso, su accidentada geografía y el tupido bosque austral que hay que sortear durante su aproximación, ha mantenido al Corcovado con relativamente pocas actividades andinísticas. Su historia da cuenta de sólo tres ascensos y algunos pocos intentos, a pesar de que su primera ascensión se realizó en el lejano verano de 1945. La cordada chilena-alemana que alcanzó su cima provino de Osorno y estuvo conformada por Alfredo Gasch y Gerhard Kress, quienes hollaron su cumbre un 12 de enero. Esta fue una notable actividad para la época. Al respecto Gerhard Kress escribió: «… y después de vencer este techo, llegamos a la cumbre del Corcovado a las 11:20 horas del viernes 12 de enero. Los últimos pasos no eran cosa sencilla debido a la configuración tan afilada de la cresta: así alcanzamos la cúspide por esta, con una pierna hacia la pared norte y otra hacia el sur. Esta cresta tiene más o menos 50 metros de largo y bruscamente termina en el este en un pequeño promontorio de un metro de alto donde sólo hay espacio para una persona…».


Casi 50 años tuvieron que transcurrir para que esta montaña tuviera nuevamente un ascenso, esta vez, por el estadounidense Douglas Tompkins en octubre de 1993. En aquella oportunidad Tompkins subió con el chaitenino Carlos Alvarado hasta los 2100m aproximadamente, lugar donde comienza el torreón final de hielo, el cual fue escalado en solitario y sin usar cuerdas por el norteamericano. El tercer ascenso fue realizado el 28 de septiembre de 2013, por la cordada compuesta por los chilenos Armando Montero, Ignacio Vergara y Sergio Infante, quienes tras acceder por mar hasta la desembocadura del río El Morrillo, prosiguieron por el curso del mismo por cerca de 5km hasta adentrarse en el espeso bosque nativo, del cual lograron salir en un día de marcha, instalado su campamento en el término de la línea de vegetación. Al día siguiente alcanzaron la cumbre en estilo alpino desde los 800m y en 24 horas de campamento a campamento.


Los tres ascensos registrados se realizaron siguiendo la ruta más evidente que se puede apreciar desde las cercanías del macizo. Esta ruta recorre el filo noroeste, para luego realizar una travesía que permite enfrentar la montaña por su cara oeste y escalar los últimos 250m de la ruta y su torreón cumbrero. Debido a las características de este volcán, las condiciones pueden variar considerablemente entre temporadas o estaciones del año. Testimonio de los anterior es que durante el primer ascenso, el cual se realizó en pleno verano, las dificultades que encontraron fueron en roca y lava, a diferencia de los ascensos posteriores en los que la ruta se desarrolló completamente sobre nieve y hielo.


Seguramente el Corcovado, así como todos los grandes volcanes de la zona, tuvo un nombre indígena, pero que lamentablemente no ha llegado hasta nuestros días. A pesar de ello, el topónimo con el cual actualmente se le conoce es de larga data. Así lo atestigua la carta confeccionada por José de Moraleda y Montero en 1796. No es de extrañar esta denominación, puesto que la palabra española corcova - sinónimo de joroba -, hace referencia sin duda a su característica cumbre, un claro hito para los navegantes de la zona.

 

Link de interés

Monitoreo de Sernageomin para el volcán Corcovado


Referencias

 

  • Kress, Gerhard. Primera Ascención del Volcán Corcovado de la Patagonia Chilena. Revista Andina N°44 1945, Club Andino de Chile (pág. 12 y 13).
  • "Bibliografía Andina". Revista Andina N°48 Año 1945 Club Andino de Chile (pág. 12).
  • González Ferrán, Oscar (1995), "Volcanes de Chile". Instituto Geográfico Militar (pág.352).
  • Barros Arana, Diego (1888), “Exploraciones geográficas e hidrográficas de José de Moraleda y Montero”. Imprenta Nacional.

DescripciónAportado por
Relato Volcán CorcovadoSergio Infante