Colabora

Bienvenido a Andeshandbook

¿Todavía no eres parte de la comunidad AHB ? Registrarse

NEVADO YERUPAJÁ

Rutas publicadas Publica una nueva ruta
No existen rutas asociadas a esta montaña. Agrega una Aquí.
Ficha Resumen
PaísPerú, Áncash
SectorCordillera Huayhuash
Ciudad más cercanaChiquián
Altitud6617 m. The Alpine Mapping Guild (ver ref.)
Primera ascensión1950.
D. Harrah (US) y J.C. Maxwell (US)(expedición de la Universidad de Harvard)
CoordenadasLat: -10° 16' 10.9"
Lon: -76° 54' 20.9"
Características del cerro
Excursiones cercanas
Nevado Jirishanca

Presentación

El Yerupajá, que en quechua significa blanco amanecer (Yuraq, blanco; Pajaj amanecer) ha sido por mucho tiempo una montaña sagrada para la etnia Yarowilca (la montaña era el Pakarina o Apu de este pueblo andino, nombres que en quechua denotan el lugar donde habitaban los dioses). Pero no sólo es con los pueblos originarios de esta zona de la cordillera de los Andes que la montaña tiene una relación importante. El Yerupajá es sin lugar a dudas una de las montañas más impresionantes de los Andes, lo que ha atraído la atención de muchos montañistas modernos. Con sus más de 6600m, es la montaña más alta del Perú después de los Huascaranes, y una de las de más difícil acceso. Ubicado en el centro mismo de la aún poco conocida Cordillera Huayhuash, cadena montañosa andina que constituye la prolongación meriondional de la Cordillera Blanca, el Yerupajá está rodeado por las más conspicuas cumbres de esta cadena montañosa: el Siula Grande por el sur (famoso por ser el lugar donde se produjo el accidente relatado por el montañista Joe Simpson en su libro Tocando el Vacío, que inspiró la película homónima) y el espectacular Jirishanca por el Norte; que hacen del entorno del Yerupajá un lugar único y de belleza inigualable.


La Cordillera Huayhuash, aunque de menor superficie que la Cordillera Blanca, no es menos espectacular que ésta última. Existen sobre ella doce cumbres que superan los 6000m y 110 montañas sobre los 5000m. Su acceso, bastante remoto, normalmente se realiza desde el pequeño pueblo de Chiquián, ubicado a unos 110km al sur de Huaraz (el centro urbano más importante de Cordillera Blanca).


La aproximación al Yerupajá se puede realizar principalmente por tres rutas: por la vertiente occidental desde las lagunas Jahuacocha o Solteracocha; por el este desde la laguna Carhuacocha; y por el norte desde la laguna Sarapococha.


Su caprichosa forma asemeja a una gran lámina con dos caras que se unen en la arista cimera que une las tres cumbres principales: el Yerupajá Norte, de 6430m, que es el punto culminante de una gran pared rocosa con forma triangular; la cumbre principal o Yerupajá Grande, de 6617m, que ubicada en el centro de la gran arista se defiende de cualquier asalto por sus grandes paredes y aéreas aristas; y por último el Yerupajá Sur de 6515m, que aparentemente es la menos esquiva de las tres y punto cúlmine de la pared sur.


La historia deportiva del Yerupajá se inicia en la década de los treinta, cuando una expedición del Club Alemán Austríaco intentó por primera vez conquistar su cumbre. Pese a los numerosos intentos no lograrían finalmente su objetivo. Su cumbre sólo se conseguiría recién en el año 1950 por una expedición norteamericana integrada por D. Harrah y J.C. Maxwell de la Universidad de Harvard. Pasarían otros 14 años hasta que alguien nuevamente alcanzara la cumbre. Las dos décadas siguientes serían muy fértiles en cuanto a las numerosas nuevas rutas abiertas, pero durante la década de los ochenta los movimientos terroristas (propiciados por Sendero Luminoso) obligarían a disminuir ostensiblemente la actividad deportiva en la zona. Esto último, sumado a los grandes cambios en el glaciar, hicieron que nadie hollara su cumbre en la década de los noventa, con la sola excepción de una pareja de austríacos que murieron durante el descenso. Recién en el año 2001 el ecuatoriano S. Quintero pudo alcanzar nuevamente su cima.


Actualmente se conocen unas veinte rutas que llevan a su cumbre. Sin embargo, muchas de ellas hoy en día son irrepetibles debido a los grandes cambios que han sufrido los glaciares de la montaña. Las dificultades de las rutas van desde Muy Difícil hasta Extremadamente Difícil. Dentro de ellas cabe destacar la de la primera ascensión, considerada como la ruta normal en la actualidad, y que sube por su cara oeste para continuar por el filo sur-suroeste hasta la cima; y la variante a la ruta de la pared noreste realizada en el año 1969 por la mítica pareja de escaladores tiroleses formada por Peter Habeler y Reinhold Messner, que unos años más tarde, serían los primeros en ascender el Everest sin oxígeno.


Referencia


Tomé, Juanjo. Guía de las Cordilleras Huayhuash y Huallanca (pág.105 a 118).