Colabora

Bienvenido a Andeshandbook

¿Todavía no eres parte de la comunidad AHB ? Registrarse

CERRO BALMACEDA

Rutas publicadas Publica una nueva ruta
No existen rutas asociadas a esta montaña. Agrega una Aquí.
Ficha Resumen
PaísChile, Región de Magallanes
SectorGrupo Mano del Diablo-Balmaceda del Hielo Patagónico Sur, Parque Nacional Bernardo O`Higgins, fiordo Última Esperanza.
Ciudad más cercanaPuerto Natales
Altitud2250 m. Medición con GPS
2035 m. IGM Carta Puerto Natales 1 250 000
Primera ascensión1957.
I. Arnsek (AR), C. Botazzi (AR), O. Meiling (DE) y M. Saavedra (CL)
CoordenadasLat: -51° 25' 9.1" (WGS 84)
Lon: -73° 11' 52.1"
Características del cerro
Excursiones cercanas

Presentación

Monte Balmaceda. La Montaña Transparente

Pese a sus escasos 2250m, altitud que en otras latitudes sería considerada insignificante, esta mole de roca oscura y de mala calidad, atiborrada de glaciares en franco retroceso, es uno de los gigantes de la Patagonia. Ubicado al fondo del fiordo Última Esperanza, el Balmaceda es fácilmente visible, tanto desde Puerto Natales como desde el grupo del Paine. Al ser una montaña aislada, nada la oculta, pero posee una estructura muy compleja e intrincada, cambiando su fisonomía según el punto desde el cual se le observe y no pudiendo encontrar el montañista una imagen que se pueda llamar clásica. Es tal vez la imagen desde Puerto Natales la más conocida, pero es posiblemente la vista desde el Paine, o sea desde el Norte, su faz más atractiva, llena de torres y hongos de hielo que estimulan la imaginación.

Año a año, miles de turistas lo visitan al pasar por el río Serrano desde o hacia el Paine, e incluso muchos llegan a caminar algo por el conocido glaciar Serrano, como parte de un circuito turístico.

Llama enormemente la atención que una montaña tan visible sólo tenga 4 ascensos registrados. Es como si fuese transparente a los ojos de los montañistas, quienes, embelezados por el Paine y sus secretos, no prestan atención al coloso.

El difícil acceso y la mucho mayor atención que recibe el Macizo del Paine han permitido que esta área y una enorme región en torno al Balmaceda permanezcan casi inalteradas. De hecho el acceso, con excepción de la vertiente que da hacia el río Serrano, es del todo complejo y lento, pues la exuberancia de sus bosques, grandes zonas de pastizales y pantanos, amedrentan al buscador de cumbres fáciles o rápidas. Aun hoy el Balmaceda es terreno sólo para montañistas con alma de explorador.

Es notable el gran retroceso de sus glaciares, lo mismo que sus vecinos del Hielo Patagónico; sugiere esta condición una corta vida a la ruta de Otto Meiling, siendo en verano probablemente mucho más compleja y técnica, o bien no practicable por la gran cantidad de grietas. Pero con el embrujo del invierno, se presenta como tal vez fue hace 50 años atrás. Así, aun queda una clásica patagónica.


Las ascensiones

En octubre y noviembre de 1957 operó en la zona una expedición del Club Andino de Bariloche (CAB), que deseaba ascender el Paine Grande, pero éste, en un episodio vergonzoso, fue vedado a otros montañistas y le fue reservado a la expedición del italiano Guido Monzino. El grupo del CAB insistió infructuosamente, pese a esta situación, en intentar el Paine, mas otro grupo partió al sur a un macizo aun inescalado. Así fue como el 8 de noviembre de 1957 los argentinos Otto Meiling, Iván Arnsek y Carlos Botazzi, más el militar chileno asignado Miguel Saavedra, lograron la cumbre principal o suroeste, accediendo desde el río Serrano. No existe registro de intentos previos.

En 1988 un grupo chileno liderado por Claudio Gálvez, logró algunas cumbres menores en los torreones de roca de mala calidad que están en torno al portezuelo de "la Gallina", lugar bautizado así por el grupo pionero.

La segunda ascensión vino en octubre de 1993 de manos de Fernando Viveros y Rodrigo Traub, montañistas santiaguinos que, atraídos por el embrujo de la Patagonia, fijaron su residencia en Puerto Natales. En esa misma ocasión realizaron la primera ascensión a la cumbre sureste, ligeramente menor.

El 31 de mayo del 2002, Iñaki San Vicente y Carlos García, ambos españoles, realizaron la tercera ascensión por una nueva vía, más directa, que accede a la cumbre principal por la cara suroeste de la montaña y que se junta en sus tramos superiores con la vía abierta en 1957.

El 25 de julio del 2005, Ismael Mena, Francisco Urzúa, Nicolás von Gravenitz y Pablo Besser, todos chilenos, efectuaron la cuarta ascensión de la cumbre principal, siendo ésta, además, la primera invernal a la montaña.

Historia y toponimia

Entre 1557 y 1558, el navegante Juan Ladrillero navegó en lo que fue un intento frustrado de lograr encontrar la boca occidental del Estrecho de Magallanes. Internándose por el fiordo Última Esperanza, sus esfuerzos se revelaron baldíos al navegar hasta el fondo de éste.

Trescientos años más tarde, en 1889, el capitán de la Armada Chilena, Ramón Serrano, descubre y explora la zona, incluyendo el río Serrano, que desagua todas las fuentes de agua ubicadas al norte, es decir, las cuencas de los glaciares Balmaceda, Tyndall, Grey y Dickson. En 1896 los colonos de la zona, Eberhard, von Heinz y Rodolfo Stubenrauch, navegaron la región, descubriendo la laguna Azul y la bahía Bellavista. Von Heinz bautizó el Balmaceda en honor al ex presidente chileno, muerto en ese entonces hace pocos años.

El monte Balmaceda pertenece desde 1966 al Sistema de Áreas Protegidas de Conaf, cuando 7900 hectáreas se constituyeron inicialmente en el Parque Nacional Balmaceda, para luego pasar a engrosar el enorme Parque Nacional Bernardo O´Higgins, que además del Balmaceda comprende a casi todo el Campo de Hielo Sur, siendo el mayor parque chileno, aunque en la práctica tal condición sólo se percibe en los mapas, ya que carece de personal y de instalaciones.