Expediciones

La naturaleza nos llama a visitarla. Eso se ha hecho saber por los cientos y miles de personas que mes tras mes deciden hacer algún tipo de actividad al aire libre, ya sea recreacional, deportiva o turística.

Sin embargo, cuando comenzamos una actividad nueva, no tenemos el conocimiento ni el equipo para practicarla: vamos con lo que creemos que es necesario y no nos informamos realmente de qué es lo que necesitamos para tener un paseo exitoso y sin inconvenientes.

 

A continuación les presentamos una lista con algunos tips básicos que no puedes olvidar a la hora de hacer una excursión a algún cerro, por muy cercano a tu casa quede o por muy fácil o pequeño que este sea. Toma papel y lápiz y anota:

  

1. Informarse sobre las condiciones meteorológicas con las que se contará el día de la excursión, sobre todo si son cerros de gran altura o en zonas de gran inestabilidad climática. Existen páginas web como la Dirección de Metereología de Chile o algunas más específicas como snow-forecast que pueden ayudarte para conocer estos antecedentes.

 

2. Informarse sobre la ruta que seguirás: donde comienza, donde termina, si hay señal para celulares, cual es la época adecuada y/o recomendada para hacerla y otros datos básicos sobre la travesía. Para ello te recomendamos visitar nuestra página, imprimir la ficha del trekking que harás y/o conseguir un mapa del lugar y, por qué no, una brújula.

 

3. Avisar al Cuerpo de Socorro Andino. Puedes enviar un correo a contactosocorro@gmail.com o puedes llamarlos al 136 de forma gratuita. Debes informar dónde vas a ir, con quién y en qué horarios estarás afuera.

 

4. Contar con el equipamiento adecuado. Este punto jamás debe tomarse a la ligera, ya que un buen par de zapatillas pueden evitar que tengamos molestias en nuestros pies a mitad de camino. Nunca usar zapatillas de lona, delgadas, o con poca suela, pues el terreno es agreste, y podrías sufrir lesiones. Nosotros recomendamos que cuentes con zapatos de caña alta. 

Ocupar el sistema de capas para vestirse, siguiendo la regla de las tres capas: Una primera capa pegada a la piel (que evacúe la humedad de la transpiración), segunda capa que abrigue (como polar u otras tecnologías más avanzadas) y una tercera capa impermeable, que te proteja de la lluvia o la nieve.

 

5. Llevar agua en cantidades adecuadas (ni mucha por el peso ni muy poca para no deshidratarse): lo ideal es tomar unos 2 litros diarios o más si hay un gasto mayor de agua al transpirar. 

 

6. Llevar raciones de marcha y comida suficiente. Hay que tener en cuenta que al momento de hacer trekking se está haciendo un consumo de calorías importante, por lo que para continuar, deberás dar combustible al cuerpo. Recomendamos llevar frutos secos, frutas, galletas de avena o barritas de cereal.

 

7. Contar con una mochila adecuada, linterna (ojalá frontal, para tener las manos libres), bastones, gorro si hay mucho sol, gafas para el sol, bloqueador y guantes dependiendo de las condiciones a las que se enfrentará. Puedes informate sobre los básicos de una mochila en este link.

 

8. No vayas solo(a) las primeras salidas: acompañarte de alguien con más experiencia te ayudará a bajar la ansiedad ante situaciones que no conoces y resolver problemas que no has enfrentado anteriormente.

 

9. Carga tu celular, y úsalo solo cuando sea necesario. Puedes necesitarlo en casos de emergencia.

 

10. Sal temprano, siempre es bueno tener luz para la vuelta o actuar con luz en caso de accidente o contratiempo.

 

Finalmente, sólo nos queda pedirte que disfrutes con seguridad. Cuida la naturaleza, a ti mismo y a quienes van contigo a cualquier expedición. Impulsar la vida al aire libre es un bonito gesto, pero lo es aún más si lo haces con cuidado y respeto.

 

¡Buenas rutas!